viernes, 30 de septiembre de 2016

Patatas ahogadas con champiñones



De nuevo una receta cuyos protagonistas son las patatas y los champiñones, y es que tengo debilidad por estos últimos y todas las setas en general, especialmente si son de temporada. Aunque por estos lares todavía se ven pocas en los mercados, ya que ha llovido muy poco, pero siempre podemos echar mano  de las congeladas o de las cultivadas, como en esta ocasión.

La receta de hoy es tradicional en mi casa, es de esas de toda la vida y la solemos preparar indistintamente con setas, hongos, o verduras de temporada, aunque no todas valen para preparar este sencillo, saludable y delicioso plato.

Con las cantidades que indico salen dos platos como los de las fotos, que en esta ocasión las serví como parte del aperitivo, pero solemos tomarlas también como entrante o guarnición. Se como sea, haced en abundancia, porque nunca sobran, están buenísimas!!!

Pues venga, vamos con la receta.

Ingredientes para 2 ó 3 comensales:

Dos patatas grandes, de calidad.
Una bandeja de champiñones Portobello, aprox. 250 gr. cocinados según indico AQUÍ.
Tres dientes de ajo.
Unas ramitas de romero.
Dos o tres hojas de laurel.
Una pizca de comino molido.
Un vasito de vinagre de manzana, u otro de nuestro gusto.
Pimienta de molinillo.
Un manojito de perejil.
Sal.


Preparación:

Cuando estén hechos los champiñones, los retiramos, los escurrimos y reservamos, poniendo todo el jugo de nuevo en la sartén. A continuación pelamos las patatas, las lavamos y cortamos en rodajas no demasiado finas, como de 3 milímetros aproximadamente. Seguidamente freímos ligeramente las patatas, en abundante aceite de oliva dejándolas un poco crudas y las vamos sacando a una fuente y sazonando. 


Cuando las tengamos todas, ponemos una capa de patatas en el fondo de la sartén, espolvoreamos ligeramente con comino y pimienta y cubrimos con la mitad de los champiñones. Así hacemos dos capas, acabando con una de patatas, añadimos las hojas de laurel y las ponemos a fuego fuerte unos minutos. Las mojamos con el vinagre, dejamos evaporar la fortaleza que tiene, bajamos a fuego medio-bajo y tapamos, dejamos cocer hasta que estén tiernas.


Entonces destapamos, subimos el fuego y les damos al vuelta con cuidado de no romperlas demasiado, las dejamos dorar unos minutos por la otra cara y apartamos. Las espolvoreamos con abundante ajo y perejil picados, las servimos recién hechas y ya las tenemos listas para disfrutar!!!


Si queremos preparar el plato con anticipación, podemos cocinar los champiñones, dejar las patatas más crudas y acabar el plato en el momento de servir.

Espero que os gusten!!!
Bon profit, buen provecho..!!!


4 comentarios:

  1. Me gusta mucho 😊 Las patatas me parecen una maravilla, son tan versátiles! Y así cocinadas seguro que no sobra ni una.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa!!! A nosotros las patatas ahogadas es que nos encantan, hasta a mi me gustan y eso que no soy muy patatera...y con alcachofas, están que ni te cuento.
      Besos y feliz semana!!

      Eliminar
  2. Se ve genial!!! Me viene espectacular para hacer algo original y rico además de las papas al horno que siempre hago. Gracias!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Samantha!!! Este es un plato muy tradicional en mi casa y queda realmente delicioso.
      Saludos y feliz domingo!!

      Eliminar

Bienvenidos a mi blog de recetas veganas y vegetarianas. Gracias por vuestras visitas y comentarios, si tenéis alguna duda, me podéis encontrar en https://www.facebook.com/Vegetariandovoy