sábado, 22 de octubre de 2016

Crema de canónigos y cebolla





Hoy de nuevo una cremita de verduras, es que nos encantan y ahora que ha llegado el fresquito apetece mucho el cuchareo. En esta ocasión es con canónigos, una verdura o hierba que solemos consumir mucho en ensaladas, por su sabor suave que cambia un pelín al cocinarla y toma un sabor ligeramente amargo, pero muy agradable.

Precisamente por esas cualidades, resultan muy digestivos, depurativos y muy ricos en hierro y vitaminas A, C, E, B6, además de ácido fólico, potasio, carotenos y omega3. Por lo que son muy recomendables para dietas de adelgazamiento y problemas cardiovasculares.

Con esta receta de hoy, participo por primera vez con este blog, en el reto de este mes de "Color y Sabor de Temporada". Os dejo el enlace el el logo, por si queréis ver las otras recetas o participar.

Y venga, vamos con esta sencilla y deliciosa receta.


Ingredientes para 4 comensales:

Dos paquetes de canónigos frescos, aproximadamente 250 gr.
Una cebolla blanca hermosa.
Un puerro no muy grande.
Una patata hermosa, o dos medianitas.
Un litro de caldo de verduras casero, ver receta AQUÍ.
Aceite de oliva virgen extra.
Una pizca de nuez moscada.
Una pizca de pimienta blanca molida.
Unas ramitas de perejil fresco, solo las hojas.
Cebolla frita deshidratada.
Sal.


Preparación:

Pelamos y lavamos bien el puerro, pelamos la cebolla y la picamos junto al puerro de forma no muy fina. En una cazuela amplia ponemos un chorretón de aceite de oliva y los pochamos a fuego medio-bajo, mientras tanto pelamos la patata, la lavamos y cortamos muy menudita.

Cuando el puerro y la cebolla comiencen a caer, echamos las patatas y lo rehogamos todo junto, pasados unos 5 minutos añadimos los canónigos, previamente lavados y muy bien escurridos, reservando unos cuantos para decorar. Al comienzo parecerá que no caben en la cazuela, iremos removiendo y conforme vayan reduciendo añadimos el resto, en cuanto tomen calor menguarán mucho.


En cuanto estén rehogados que serán unos dos minutos, agregamos el caldo de verduras, salpimentamos y añadimos la nuez moscada. Llevamos a ebullición y dejamos cocer 10 minutos a fuego medio, si los cociéramos más amargarían. Pasado ese tiempo, apartamos del fuego y cuando la cazuela pierda calor, añadimos el perejil picado y trituramos todo muy bien, hasta que quede una crema muy fina. 


Dejamos reposar unos minutos y servimos bien caliente, la rociamos con unas gotas de aceite de oliva virgen extra, decoramos con los canónigos reservados y abundante cebolla frita deshidratada, también podemos ponerle unos picatostes  y ya la tenemos lista para disfrutar!!! 


Si nos gusta o apetece, podemos añadir a la crema nata o leche evaporada antes de servir y mezclar bien, también podemos poner unos cuencos con yogurt natural, y/o con huevos cocidos picados y que los comensales se sirvan al gusto. Todas esas guarniciones le van divinamente, al igual que la cebolleta cruda bien picadita, os lo dejo a vuestro gusto!!

Espero que os guste!!!
Bon profit..!!!


18 comentarios:

  1. Hola! Adoro las cremas! Esta nunca la probé, pero ya esta en la lista de imprescindibles! Gracias por la idea! Besis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paola!!! A nosotros nos encantan las cremas de casi todo, resultan muy ligeras. Y esta tiene un sabor muy peculiar y agradable.
      Besos y feliz finde!!

      Eliminar
  2. Mina, me encantan las cremas de todos colores y sabores, esta se ve de rechupete con el aroma de puerro, la cebolla, nuez moscada, todo! me gusta! Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Angélica!!! A mi me pasa igual y procuro no añadirle lácteos, para que sean más naturales y ligeritas.
      Saludos y feliz domingo!!

      Eliminar
  3. Genial la idea de la crema, yo no salgo de los canónigos en ensalada. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias raksha!!! Casi todas las verduras admiten ser preparadas en cremas y la verdad es que nos gustó mucho el saborcito de los canónigos de este modo.
      Besos y feliz domingo!!

      Eliminar
  4. Esta crema se tendrá que probar!
    Ptnts
    Glòria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracies Glòria!!! Está muy rica y suave, tiene un saborcito ligeramente amargo que resulta muy agradable.
      Petons i bon diumenge!!

      Eliminar
  5. Bienvenida y enhorabuena por la aportación. Es cierto que por lo general, yo al menos, se usan los canónigos en ensalada y esta idea me parece genial. Y la cebolla frita deshidratada, me parece un toque crujiente muy apropiado.
    Bss.
    Cristina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cristina!!! Participo en este reto desde que comenzó, aunque con mi otro blog Cuina amb la mestressa, pero desde que comencé con este otro vegetariano y vegano, por mis hijas, todo ese tipo de recetas las subo aquí. Y tienes razón, por lo general las lechugas y este tipo de hierbas, las comemos básicamente en ensaladas, cuando además podemos utilizarlas en muchas más preparaciones. Lo mismo que estamos incorporando desde hace un tiempo brotes de espinacas y otras hierbas a las ensaladas. Esta crema está muy rica y como todas, agradecen un puntito crujiente y sabrosón!! ;) :)
      Besos y feliz domingo!!

      Eliminar
  6. ¡Qué propuesta más interesante! La próxima vez que haga crema de lechuga le añadiré un puñado de canónigos, y la cebolla frita. ¡ÑAM!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa!!! A mi me encanta la crema de lechuga, por eso me animé a preparar esta receta casi del mismo modo, pero sin ningún tipo de lácteo. Y el toque de cebolla frita deshidratada, le va divinamente, te lo recomiendo.
      Saludos y feliz domingo!!

      Eliminar
  7. Mira que ni se me había ocurrido. Mentalmente tengo los canónigos encerrados en su uso para ensaladas y demás que ni siquiera pensé que podría hacer una crema, pero al fin y al cabo es como unas espinacas. Siendo un sabor tan diferente debe quedar sorprendente de sabor, me encantaría saber como es, la pinta dice mucho!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mireia!!! Eso nos pasa a muchos, creemos que son solo una hierba para ensaladas, pero por lo visto se cocinan desde hace muchísimos años. Lo mismo que la rúcula, que en muchos países se consume en sopas y estofados desde antiguo y nosotros la comemos cruda en ensaladas, al igual que las espinacas, que siempre se han consumido cocinadas. Lo que si te puedo decir es que tiene un sabor deliciosamente amargo.
      Saludos y feliz jueves!!

      Eliminar
  8. Me encanta Mina, esta la tengo que hacer y ya te cuento pero tiene muy buena pinta. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa!!! Está deliciosa,al cocinarla tiene un olor como a futos secos y un sabor ligeramente amargo muy agradable.
      Besos y buenas noches!!

      Eliminar
  9. Me encantan las cremas!! Y esta nunca la he probado, así que me la apunto porque seguro que gustará mucho en casa. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa!!! Está deliciosa, tiene ese puntito a frutos secos y el amargante de algunas verduras, que la hace muy agradable.
      Besos y feliz finde!!

      Eliminar

Bienvenidos a mi blog de recetas veganas y vegetarianas. Gracias por vuestras visitas y comentarios, si tenéis alguna duda, me podéis encontrar en https://www.facebook.com/Vegetariandovoy